lunes, 9 de abril de 2012

Los colores en Arteterapia

El uso de los colores así como su ejecución en distintas formas, con diferentes texturas, nos proporcionan una oportunidad de expresión y comunicación no verbal que fomenta nuestra autoconciencia y desarrollo personal. Su uso nos estimula como una alternativa para crear nuevos caminos de comunicaciones, contactar con nuestro yo interno, realzar nuestra autoestima y desarrollar herramientas positivas para resolver problemas.
A través del uso del color y su trazo la mente percibe y transforma esa energía en formas visuales incidiendo directamente en nuestro estado anímico y físico.

Les relaciono, a continuación, una tabla básica de colores con sus correspondientes atributos:
  • Blanco -- Es el color de la pureza, la inocencia, el optimismo. Purifica la mente a los más altos niveles.
  • Lavanda -- Es el color del equilibrio. Ayuda a la curación espiritual.
  • Gris -- Es el color de la estabilidad. Inspira la creatividad y simboliza el éxito.
  • Amarillo --Es el color de la inteligencia, la precaución, las innovaciones. Ayuda a la estimulación mental y aclara las mentes confusas.
  • Naranja -- Es el color de la energía. Tiene un agradable efecto de tibieza y aumenta la inmunidad y la potencia.
  • Rojo -- Es el color de la energía, la vitalidad, el poder, la fuerza, el apasionamiento, el valor y el impulso. Es usado para intensificar el metabolismo del cuerpo con efervescencia y pasión. Ayuda a superar los estados depresivos.
  • Azul -- Es el color de la verdad, la serenidad, la armonía y la lealtad. Tranquiliza la mente y disipa temores.
  • Verde -- Es el color del equilibrio. Es usado para los estados de agotamiento nervioso. Equilibra emociones y revitaliza el espíritu, estimula a sentir compasión.
  • Negro -- Es el color del silencio. Transmite paz.