miércoles, 18 de abril de 2012

Para reflexionar

Cuenta tus bendiciones, no tus maldiciones. De verdad, no hay manera más fácil para una vida rica, próspera, satisfactoria, considerando que comiences a vivir con gracia: responder el llamado del deber es más que vivir. El llamado del deber es el resultado más honorable. Responder al llamado del deber es la gracia y la gracia es lo que te trae prosperidad, comprensión, valor y virtud. No hay secretos en ello. Hay muchas opiniones al respecto, pero depende qué tan sinceramente lo comprendas”.

Yogi Bhajan