jueves, 30 de agosto de 2012

Amor


Siempre que haya un hueco en Tu vida, llénalo de Amor
Adolescente, joven, viejo: Siempre que haya un hueco en Tu vida, llénalo de Amor.
En cuanto sepas que tienes delante de Ti un tiempo baldío, ve a buscar el amor.
No pienses: sufriré
No pienses: me engañarán
No pienses: dudaré.
Ve, simplemente, diáfanamente, regocijadamente, en busca del Amor.
¿Que índole de Amor? No importa: todo Amor está lleno de excelencia y de nobleza.
Ama como puedas, Ama a quien puedas, Ama todo lo que puedas...pero Ama siempre.
No te preocupes de la finalidad de Tu Amor.
Él lleva en sí mismo su finalidad.
No te juzgues incompleto porque no responden a tus ternuras: El Amor lleva en sí su propia plenitud.
Siempre que haya un hueco en Tu vida, llénalo de Amor

Amado Nervo


Buenas noches a todos, besos

domingo, 19 de agosto de 2012

Sol, Sol...


"Trae Oh Hombre el sol a la tierra,
Tú ubicado entre luz y oscuridad, 
Sé luchador por la luz.
Ama la tierra, que por tu amor
se convierta en centelleante piedra preciosa.
Crea tú mismo la planta, el animal
y a Tí mismo créate nuevamente".
(Proverbio persa)



Feliz inicio de semana para todos, muchos besos.

domingo, 12 de agosto de 2012

¡Ya estoy en línea¡

Bueno, quiero compartirles que he hecho mi página web, ya está en línea y estoy muy contenta con ella. Ahí he puesto un abstract de lo que ha sido mi carrera dentro de la Historia del Arte, los nuevos proyectos en los que estoy inmersa y algunos links a algunos de los artículos que he publicado y que se pueden encontrar igualmente online. En mi página no encontrarán nada sobre el arteterapia porque se enfoca más a mi experiencia como investigadora pero me encantará también que me visiten por allá y me dejen algún mensajito si quieren, ya saben que me tardo en responder pero siempre lo hago.
Les comparto la gran noticia que he recibido últimamente y la cual me hace estar muy feliz, y es que una memoria de mi tesis de master en la Universidad Nacional Autónoma de México será publicada por Cambridge Scholars Publishing y tendré en mis manos ese maravilloso ejemplar en enero de 2013. Esto, sin duda, marca fuertemente mi carrera ya que es un éxito muy grande estando yo tan joven, de verdad me han bendecido con esta publicación y estoy muy agradecida, con mucho ánimo trabajando en esta gran pasión que es mi carrera original, la Historia del Arte que tanto amo y me fascina.
Los veo por allá, entonces, muchos besos para todos.

Breve sobre musicoterapia

La musicoterapia crea -en un uso consciente de la música- un proceso capaz de promover la comunicación, la relajación, la organización o el movimiento, entre otros, dentro de una experiencia terapéutica que desarrolla y potencia en el individuo funciones que lo hacen integrarse mejor como persona, con un mayor nivel de aceptación y restaurando necesidades diezmadas hasta ese momento.
Aunque los beneficiones de la práctica musical se conocen desde hace cientos de años hoy en día es utilizada de un modo focal como parte de la propia medicina para restaurar el equilibrio psicofísico de muchos pacientes que padecen de desequilibrios nerviosos, depresivos, alcohólicos, entre otros.
Las sesiones de trabajo en musicoterapia hacen uso de tres factores que son primordiales a la hora de trabajar con pacientes: el trabajo con la autoestima, con el ritmo para crear emociones de orden y desarrollándolo como un estímulo del proceso psicomotor y la interacción con otros.
Les dejo, para esta tarde de domingo, una obra maravillosa que algunos terapeutas usan en casos de pacientes con insomnio:

jueves, 9 de agosto de 2012

A tí

A ti que te despiertas a las cuatro de la madrugada para leer mis entradas, gracias por seguirme, algún día quizás sabré quién eres...
Muchos besos y mucha luz

Agosto, ¡sorpréndeme¡

Porque todos necesitamos algo lindo, palabras de aliento, apoyo, respeto, admiración. Necesitamos bailar sin orquesta e ir a la guerra para poder entender y celebrar la victoria. Necesitamos el perdón y todos, todos, en algún momento de nuestra vida, una segunda oportunidad. Que sea agosto, que sea hoy, que sea mañana el tiempo de cambiar nuestros propósitos, nuestra vida. Levantémonos y ofrezcamos sonrisas, seguro le cambiamos el día a alguien distraído en sus pensamientos, paguemos a alguien el autobús, ofrezcamos una fruta, una caricia, un abrazo a alguien que viva en la calle, seamos más solidarios con nuestros vecinos, compartamos nuestro mundo, seamos mejores personas.
Yo hoy digo... agosto, ¡sorpréndeme¡... 
Estrellas para todos y muchos besos

Del perdón y la reconciliación

Me ha llamado mucho la atención las anotaciones que me hicieron a través del correo electrónico hacia los episodios del pasado. Cualquier situación que haya quedado atrás -para bien o para mal- ya fue en tiempo pretérito, no tenemos ningún tipo de poder de decisión o cambio sobre ella. A todos nos ha sucedido que hemos vivido algunas situaciones que quisiéramos cambiar, regresar a ellas para hacerlo mejor, vivirlo de otra manera pero no se puede, no es un sentimiento real lo que atesoramos y debemos de dejar de pensar en una fantasía recreada con el paso del tiempo, esas impresiones hechas en otro momento son el reflejo del análisis del consciente que ha madurado, obviamente si con la misma madurez hubiéramos afrontado dicha situación hubiera sido, se hubiera vivido de otra manera, pero no fue así. ¿Qué podemos hacer, pues, para reconciliarnos con nuestro pasado o con ciertas situaciones que seguimos llevando con nosotros, que no hemos concluido?. Creo firmemente que en estos casos se tiene que dar la reconciliación, primero como un ejercicio con uno mismo y después con los demás, reconciliarse así con las personas del pasado y con las distintas situaciones que se derivaron.
El lunes pasado yo quise ser parte de ese proceso maravilloso de la reconciliación y le escribí a una persona a la cual creo hice daño en el pasado, quizás la palabra adecuada no sea exactamente ''daño''. Yo atravesaba un período muy malo, con una curva de depresión preocupante y me engañaba a mí misma con un espejismo de lo que yo quería proyectar como felicidad mas era sólo eso: una proyección, no era mi realidad en aquel momento. Yo no me abrí, no confié, no me di la oportunidad y esa persona creyó que yo lo había engañado, que yo le escondía partes importantes de mi vida que en ese momento me daba terror contar, compartir, así de baja estaba mi autoestima. Creo que fue de las peores experiencias de mi vida y siempre llevé conmigo ese sentimiento de desdicha, de haber proyectado algo que yo no era en una persona que sí merecía la pena, que sí había hecho el esfuerzo por mí. En ese momento no pude verlo, en verdad fue un período muy malo, lo descubrí hasta después que comencé a trabajar en las sesiones del perdón y la reconciliación. El lunes pasado, después de tanto tiempo, me decidí a no darle más vueltas, a escribir disculpándome y a través de ese acto reconciliarme y perdonarme a mí misma... no sé si haya leido el correo o qué piense sobre eso puesto que aún no me ha respondido.
Les invito a descubrir cuáles son esos episodios que de modo personal han cargado sobre la espalda a través de los años y descubrir igualmente qué acto podrían llevar a cabo para liberar esa carga para continuar el camino más ligero, para irnos sanando, poco a poco, a nosotros mismos.
Les mando muchas estrellas en esta noche de luna en la Ciudad de México.